La autopsia tampoco reveló sospechas de delito en la muerte sorpresiva de Araceli Giménez. 

La conclusión preliminar de la autopsia realizada en la morgue judicial de Santa Fe, dice que la muerte fue por causa indeterminada, a dilucidar –o no- por el resultado de los laboratorios de histopatología forense y/o de bioquímica forense.

Se practicó examen radiológico digital de todo el cuerpo, conforme al protocolo de violencia, y tampoco reveló consecuencias de un posible delito.

La encontraron sin vida en la vivienda que alquilaba en calle Falucho de la localidad de Alejandra, en el mediodía del sábado 17 de julio de 2021. Allí, el personal de Criminalística encontró varias botellas de cerveza y cajas de vino.

La investigación de la causa de muerte está en manos del fiscal Aldo Gerosa, quien hasta el momento no tiene elementos para sospechar de delito.

No se encontró en el lugar del hecho, ni en el cuerpo de la víctima, indicios de algún tipo de violencia“, había dicho el fiscal a ReconquistaHOY. Nada cambió con el resultado preliminar de la autopsia.

Según testimonios de la causa, la noche previa al fallecimiento (viernes 16 de julio de 2021), Araceli estuvo reunida con amigas y una tía, en cuya casa dejó olvidado su celular; y cuando se fue, supuestamente se tenía que encontrar con otra persona. 

La joven trabajaba como recepcionista en un consultorio médico donde atiende la Dra. Liliana Carolina Silva.

Araceli Giménez Gorosito tenía 28 años y una hija de 10. Tenía dos hermanos, Juan y Facundo; y sus padres son Ariel Giménez más conocido como “tape”; y Gabriela Gorosito.