“Si necesitamos gomas tenemos que salir a buscar una usada o quedarnos parados si no la conseguimos”, denunció Jorge Scoppa, presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA)

La semana pasada, Juan Rebolini, un productor agropecuario, compartió en redes sociales una foto de su camioneta con dos cubiertas en la caja para reclamar que, ante una rotura de la goma de un tractor, debió viajar desde Coronel Suarez hasta Tornquist porque no tenía quien le vendiera neumáticos nuevos. Una compra que normalmente le solía llevar menos de una hora, ahora le tomó hasta más de una semana y encima tuvo que viajar. Lo que le pasó se repite en otros casos: no consiguen neumáticos nuevos y, si los encuentran, es con fuertes incrementos. Una situación problemática se da también en el rubro alambre.

“Es la imagen de la triste realidad que tenemos; si necesitamos gomas tenemos que salir a buscar una usada o quedarnos parados si no la conseguimos”, reclamó Jorge Scoppa, presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (Facma).

Explicó que es un problema que persiste desde hace más o menos un año. “Seguimos con dificultades, al margen de que se hicieron gestiones hablando con gente del gobierno encargada de importaciones. Según ellos han liberado lo necesario, pero no alcanza”, dijo.

La semana pasada, cuando se lanzó la Mesa Nacional de Contratistas Rurales con autoridades, desde Facma plantearon la problemática. “Nos quisieron dar como solución que importemos gomas nosotros. Así como lo hacen los fabricantes”, señaló. Scoppa se mostró disconforme con la propuesta. Aseguró que el sector necesita una respuesta “inmediata” porque comenzar los trámites para importar les llevaría tres o cuatro meses.

“No podemos seguir esperando. El campo necesita que haya gomas en el mercado. Es un insumo básico para la producción primaria, no es un lujo. Está el combustible y después la cubierta, si no no podemos sembrar ni cosechar”, reclamó.

Además, aseguró que a causa del faltante se dispararon los precios. “El productor y el contratista hacen todo lo posible para hacerlo en tiempo y forma al trabajo y a lo mejor porque le faltan gomas pierde varios días”, se lamentó.

En tanto, Néstor Cestari, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), señaló que su entidad trabajó junto a la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa sobre las restricciones que había a las importaciones que afectaban a las empresas del sector.

“Hasta el momento lo que nos prometieron se solucionó, nos están realizando la entrega de los neumáticos pactados”, afirmó. Explicó que, por pedido del Gobierno, desde que presentaron una lista con todas las empresas que necesitaban neumáticos los requerimientos fueron aceptados. El problema surgió después.

“Aparecieron un montón de empresas que no estaban dentro de la programación porque tenían resuelto su problema comprándole a distribuidores de la zona o porque el cliente normalmente ponía su neumático, pero como evidentemente no hay mucha liquidez, se encuentran con que el distribuidor no tiene los neumáticos suficientes o que el cliente tampoco, entonces ahora necesitan sumarse a la lista”, explicó.

A este grupo de empresas, detalló, se le suman otras que tampoco se habían unido a la lista porque se ocupaban de forma particular de la importación. No obstante, por la pandemia hay atrasos en las entregas y ahora necesitan sumarse a ese listado.

“Nos vamos a tener que volver a sentar con la Secretaría para volver a armar la programación e incluir a todas las fábricas que están teniendo problemas”, sostuvo.

Situación

Desde Fate, empresa del rubro neumáticos, aseguraron que, “más allá de alguna especulación y de ciertos casos puntuales que siempre pueden darse, o la eventual falta de alguna marca o de diseño en particular, desde nuestro punto de vista el mercado local interno de neumático está mayormente abastecido”.

En la compañía detallaron que estiman un consumo total del producto en el mercado interno superior al de 2020, “aunque todavía va a terminar siendo inferior a los niveles pre-pandemia de 2019″.

Manifestaron que con todas las dificultades y limitaciones generadas por la pandemia de Covid resultaron afectados los volúmenes de fabricación de toda la industria local, pero sostuvieron: “En ese contexto, en Fate hemos realizado una gran cantidad de inversiones, de adecuaciones de procesos y de logísticas y también refuerzo en la dotación de personal, lo que en conjunto nos permitió mitigar o atenuar al menos en parte esas pérdidas”.

Además, explicaron que combinaron sus esfuerzos con un recorte “muy grande” en las exportaciones. “Durante este año estamos destinando al mercado interno un volumen de neumáticos aun mayor que antes de la pandemia. Siempre con el objetivo de satisfacer primero la demanda del mercado doméstico”, afirmaron.

Alambre

Otro de los insumos con problemas es el alambre. Distribuidores en el interior dijeron a LA NACION que los proveedores no les entregan.

“Estamos sin alambre, no se consiguió en toda la pandemia, como máximo nos han entregado 20 rollos. La última vez fueron solo 10. Tampoco nos están entregando rollos grandes, un cliente que quiere 1000 metros tiene que llevarse 7 rollos”, contaron desde Loma Rural, en General Belgrano.

Alambre, otro producto donde los productores se quejan por subas de precios
Alambre, otro producto donde los productores se quejan por subas de precios

“Hubo un aumento de precio de más o menos un 50%, ahora cuesta entre 22.000 y 23.000 pesos el rollo de 1000 metros. Antes estaba aproximadamente a 16.000. He escuchado clientes que necesitaban cerrar sí o sí para que no se le escapen los animales y llegaron a pagar 27.000 pesos los 1000 metros”, detalló una fuente.

Algo similar explicaron desde Rurales El Rodeo, que se dedican a la fabricación y venta de artículos rurales, en Junín, Buenos Aires. “Antes podíamos reponernos constantemente, ahora tenemos que pasar varios días sin stock. El año pasado llegamos a estar hasta 8 meses sin 17/15, que es el alambre que más se usa para alambrados”, señalaron.

“Seguimos pidiendo la misma cantidad de alambre, pero nos mandan mucho menos. Por ejemplo, el de manea directamente no llega, el de alta resistencia sí, pero más espaciado”, detallan desde Rural Oeste, que venden equipamiento rural.

En tanto, en Acindar ArcelorMittal, un proveedor clave de este negocio, explicaron que, si bien la empresa ha incrementado la producción de acero al máximo de su capacidad limitada por el Covid-19, ciertos segmentos de mercado como el alambre acumulan algunos retrasos que esperan satisfacer en los próximos meses.

“Desde marzo 2020 la empresa viene con limitaciones en su producción en virtud de la pandemia aún vigente. Estamos produciendo por encima del periodo pre-pandemia, pero hay un pico de demanda y restricciones propias de la pandemia (por ejemplo, en armado de planteles) que afectan el normal desenvolvimiento de la producción”, dijeron.

Fuente: La Nación CAMPO