El intendente de Avellaneda, y presidente del Foro de Intendentes y Presidentes Comunales Radicales habló en La Grieta sobre el comunicado que emitieron.

Dionisio Scarpín contó que con este comunicado en el cual intendentes y presidentes comunales radicales critican al gobierno provincial por las localidades que no pudieron volver a la presencialidad en las escuelas de nivel inicial y primarias, se sumaron al reclamo de “miles de padres y profesionales”.

“Hay una sumatoria de pedidos a lo largo y a lo ancho de la provincia para poder volver a clases, nosotros estamos pidiendo por aquellos que todavía no pudieron hacerlo atendiendo a varias circunstancias”, explicó. “El tema educativo es el principal, el desastre que hace esto en los chicos uno no alcanza a dimensionar como ámbito educativo pero también como ámbito de socialización, y por supuesto, también atendiendo a los sectores vulnerables que son los más perjudicados en esto”.

Se refirió particularmente a los sectores más vulnerables de la sociedad porque a través de la virtualidad “pierden el vínculo con el docente, con los compañeros; en aquellos casos que tenemos que hacer seguimiento es muy difícil hacerlo a aquellos chicos que no están incorporados en el sistema educativo, porque el sistema educativo más allá de la educación formal, se genera un vínculo donde uno puede detectar un montón de circunstancias y de situaciones sociales que sin ello a veces se hace muy difícil; la gente que no puede seguir de manera virtual la educación por dificultades económicas, familiares, la falta de espacio, de tecnología”

El reclamo también está fundamentado “en algo que está comprobado, los pocos casos que se dan dentro del ámbito escolar, las escuelas cumplen a rajatabla los protocolos”, manifestó Scarpín.

En cuanto al criterio de la provincia respecto a que las localidades que podían volver a la presencialidad en las escuelas debían tener menos de 10 contagios en los últimos 14 días, el intendente de la ciudad de Avellaneda consideró que “lo toman para un pueblo de 1000 habitantes o para un pueblo de 5000, no es claro el criterio, por eso se lo hemos planteado”.

Por otra parte, acompañó el reclamo de los trabajadores municipales quienes solicitan vacunas por ser personal esencial durante toda la pandemia: “Hacemos hincapié en los que son más esenciales. Hemos presentado junto al sindicato el pedido, lo hemos presentado en su momento como Foro también, pero fundamentalmente priorizando aquellas actividades que cumplen las mismas funciones que cumple el personal de la provincia. El personal de mayor riesgo tiene que estar vacunado”, remarcó.

Scarpín recordó que el gobernador en muchas oportunidades colocó a los municipios “en la primera línea de la trinchera para atender el covid, siempre nos dan responsabilidades y funciones pero a la hora de vacunar se vacuna sólo al personal de la provincia y al municipal no. Es un reclamo legítimo y lo vamos a seguir haciendo”.