Con respecto al embargo, impulsado por la Afip, la firma comunicó que «se trata de una medida cautelar que será recurrida en la instancia judicial correspondiente y que entendemos, carece de fundamentos ya que contiene una evidente intencionalidad y animosidad contra la empresa». 

«De ninguna manera Vicentin SAIC ha declarado o interactuado con proveedores que no estuvieran debidamente acreditados por la AFIP, que es la autoridad competente, si alguno de los miles de proveedores que se vinculan con la compañía en algún momento incurrieron en algún incumplimiento con la autoridad, es precisamente responsabilidad de la misma su identificación y penalización», señalaron desde la firma.

Fuente: Avellaneda 24